Trastorno por déficit de atención e hiperactividad debe ser detectado a tiempo en niños

  • Un adecuado tratamiento puede evitar conductas indisciplinadas y bajo rendimiento escolar.

En el Día Internacional del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), que se conmemora cada 13 de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el 6% de los niños padecen este trastorno, el cual puede mantenerse en la etapa adulta.

En ese sentido, la psicóloga Nadia Gómez de Sisol Salud explica que  de no ser tratado el TDAH en la etapa escolar podría haber consecuencias por conductas indisciplinadas, bajo rendimiento y problemas con sus coetáneos.

Pero, ¿Qué es el  trastorno por déficit de atención e hiperactividad?, la especialista indica que es un problema de salud pública que afecta el desarrollo y calidad de vida de las personas, y que las manifestaciones clínicas varían en grado e intensidad según la edad del paciente en el momento del diagnóstico. Para diagnosticarse se considera que los síntomas deben presentarse antes de los 7 años.

Por eso preste atención a los siguientes indicios:

Problemas de atención

– Dificultad para mantener la atención en clases, conversaciones o lectura prolongada.

– Parece tener la mente en otras cosas, incluso en ausencia de cualquier distracción aparente.

– Frecuentemente evita o se muestra poco entusiasta en iniciar tareas escolares o quehaceres domésticos.

– Pierde cosas necesarias para tareas o actividades como materiales escolares, lápices, libros, instrumentos, lentes, etc.

Hiperactividad

– Se levanta en la clase, en la oficina o en otro lugar de trabajo, o en otras situaciones que requieren mantenerse en su lugar.

– Corretea o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado.

– Es incapaz de estar sentado o se siente incómodo estando quieto durante un tiempo prolongado, como en restaurantes, reuniones; los otros pueden pensar que está intranquilo o que le resulta difícil seguirlos

-Habla excesivamente, y termina las frases de otros; no respeta el turno de conversación

Frente a ello, la doctora señala que en este caso el tratamiento será multidisciplinar e individualizado para cada paciente y cada familia; además incluye principalmente un abordaje farmacológico y  psicológico para el control del trastorno.

Es importante tener presente que no todo niño con problemas de atención o malos resultados escolares tiene TDAH. El TDAH debe distinguirse de una actividad alta e inatención normal para la edad.