El vitiligo: causas, detección y tratamiento

  • Personas que padecen de enfermedades autoinmunes, son más propensas a sufrir esta enfermedad.

El vitiligo es una enfermedad cutánea que causa la pérdida de coloración de la piel en algunas personas, estas manchas pueden agrandarse con el tiempo debido a diversos factores. Según la OMS cerca del 2% de la población padece esta enfermedad, y cada 25 de junio se conmemora el Día Mundial del Vitíligo para tomar conciencia sobre esta enfermedad.

Antuaneth Sobrino Guerrero, dermatóloga de Sisol Salud de la Municipalidad de Lima, indica que el vitiligo puede afectar la piel en cualquier parte del cuerpo, sobretodo, a las personas que padecen de enfermedades autoinmunes porque son más propensas a padecerla. El vitiligo se produce como consecuencia de la destrucción total o parcial de la función de los melanocitos, responsables de dar color  y protección a la piel, aunque no es contagioso ni potencialmente mortal, al ser una enfermedad muy visible afecta psicológicamente a quien la padece.

La especialista refirió que una de las causas que pueden actuar como factores desencadenantes son el estrés, las quemaduras solares y el uso de determinados medicamentos o químicos.

Asimismo, señaló que la elección del tratamiento depende de la edad, la extensión y la ubicación de la piel afectada y la velocidad de avance de la misma.

Tratamientos

Existen medicamentos para ayudar a equilibrar las células inmunológicas involucradas en este proceso, como por ejemplo corticoides, inhibidores de la calcineurina, psoraleno, entre otros, además ayudarían también en la restitución del color, aunque los resultados varían.  También algunos de los mencionados podrían combinarse junto con una terapia de luz.

Otro tipo de  tratamiento es el quirúrgico como los injertos de piel (tomados del propio tejido del paciente), hasta la realización de tatuajes; estos últimos se recomiendan para aquellos pacientes que tengan áreas pequeñas de la enfermedad.

Finalmente la dermatóloga indica que una forma de protección adecuada es el uso de bloqueadores solares, ya que la piel es más sensible a las quemaduras por el sol.

“También podemos usar productos cosméticos como maquillajes o tintes para cubrir las manchas blancas. Es fundamental, individualizar el tratamiento, atendiendo al tipo, extensión, ubicación y edad, entre otros condicionantes personales”, puntualizó.