¡Atención! exceso de antihistamínicos puede ocasionar graves efectos adversos

  • Especialista de Sisol Salud señala que algunos casos de gripe y alergia son cuadros virales y que para superarlos solo se necesita descanso.

En esta época de invierno, los medicamentos de mayor demanda son los antihistamínicos, ya que se venden sin receta médica. Sin embargo, al ser de libre comercio, si son usados de forma indiscriminada, pueden ocasionar graves efectos adversos.

El Dr. Javier Tisoc Uría, médico de Sisol Salud de la Municipalidad de Lima, explicó que la automedicación por antihistamínicos es un riesgo para la salud, ya que su uso por tiempos prolongados puede producir en las personas taquicardias, palpitaciones, arritmias cardiacas, hipertensión, alucinaciones, dolores de cabeza, agitación, nerviosismo, insomnio, temblores, depresión del sistema nervioso central y convulsiones. Asimismo, interferir en el diagnóstico y  tratamiento de la enfermedad que esté padeciendo la persona.

“Otras reacciones adversas pueden ser sedación y aumento del apetito, además de estreñimiento, visión borrosa, dificultad en la acomodación de objetos y retención de orina”, señaló.

El especialista indicó que los antihistamínicos tratan los síntomas de alergias, como congestión, secreción nasal, estornudos o picazón; también la hinchazón de las vías nasales, urticaria y otras erupciones cutáneas. “Para el caso de los niños, es recomendable consultar al médico, pues hasta los 2 años no es recomendable su aplicación”, dijo.

“No todos los resfríos o gripes requieren antihistamínicos y antialérgicos u otros medicamentos; son cuadros virales que solo necesitan descanso, líquidos calientes, infusiones, entre otros cuidados. Los únicos fármacos que suelen recomendarse en estos casos, previa prescripción médica, son los que sirven para bajar la fiebre”, acotó.

En ese sentido, Tisoc hizo un llamado a la población a no abusar de los antihistamínicos. Si se presentaran reacciones adversas, deben dirigirse al centro de salud más cercano, a fin de que el médico haga una evaluación y determine un tratamiento adecuado para el restablecimiento de la salud.