Sepa cómo atender una emergencia si sale de viaje

Con frecuencia ocurren accidentes y emergencias que ponen en riesgo la vida de las personas, y más aún si nos encontramos fuera de la ciudad, de paseo o de viaje alejados de un centro médico. Por eso la Municipalidad de Lima brinda recomendaciones para saber cómo actuar si usted sale de la ciudad durante este feriado largo.

En el caso de un atragantamiento, lo primero que debemos hacer es preguntar a la persona si se está atragantando. Si ésta emite algún sonido significa que la obstrucción no es total, entonces deberá toser con fuerza para arrojar el cuerpo extraño. En cambio, si no es capaz de emitir ningún sonido debemos realizar la maniobra de Heimlich.

Para ello, debemos colocarnos detrás de la persona y ubicar el puño entre el ombligo y la parte final del esternón (boca del estómago) y presionar hacia adentro y arriba hasta que expulse el cuerpo u objeto extraño. No levantarlo bruscamente como se ha visto en muchos casos. Evitar darle palmadas en la espalda o hacerle beber agua, ya que ésta podría pasar al pulmón y no al estómago, complicando la situación.

En el caso que alguno de sus acompañantes sufra de una convulsión, sujete la cabeza para evitar que se golpee contra el piso y mantenga las vías respiratorias despejadas de vómito y sangre; eso se logra ubicándolo de costado hacia el lado izquierdo. No introduzca objetos en la boca de la persona, ni le jale los dedos, lengua o le abra los ojos, porque produciría lesiones. Tampoco le de agua ni medicamento.


Si una persona se desmaya y no tiene pulso, es posible que esté haciendo un paro cardiaco; en ese caso deberá aplicar maniobras básicas de RCP, realizando como mínimo 100 compresiones por minuto en el pecho del paciente hasta que llegue la ayuda. Éstas se deben realizar con las manos una sobre otra a la altura de los pezones y con los brazos rectos, sin flexionarlos.

KIT MÉDICO BÁSICO

Para el Dr. Miguel Angello Tinoco, médico de Sisol Salud, un elemento fundamental y que no debe faltar durante el viaje, es un kit médico con vendas elásticas, gasa, algodón, alcohol, agua oxigenada, pastillas para la fiebre, analgésicos, antiinflamatorios para golpes y antihistamínicos para tratar posibles alergias o problemas respiratorios.

Las personas que sufran de enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, asma, deben llevar siempre los medicamentos indicados por su médico. Asimismo, tener a la mano los números de emergencia como el de los Bomberos (116), Policía (105), Samu (106) y no olvidar llevar sus documentos de identidad (adultos y niños).